LOS VALORES

.
Este proyecto al final de la ESO, al terminar la etapa de educación básica obligatoria, tiene su sentido al querer conseguir COMO FIN ÚLTIMO DE ESTA ETAPA el crecimiento en autonomía personal y moral de nuestro alumnado.
Nuestro centro pretende que el alumnado crezca en un sistema de valores solidarios y tolerantes, para tener capacidad de adaptación a las diversas opciones de la vida, orientarse en estudios-trabajos posteriores desde procesos de toma de decisiones fundamentadas, y en definitiva crecer para ser feliz y ser buena persona.
4º de ESO es un curso especial para la orientación personal. Es el final de un proceso de adquisición de competencias psicoemocionales, que desde todas las áreas se ha de posibilitar, de forma interdisciplinar.
El presente proyecto será coordinado por D. César López Dávalos, profesor de Educación Física, que desarrolla el modelo de enseñanza de Hellison, bajo un fuerte base psicoemocional, que pretende crear un sistema sólido de valores y conductas prosociales. En el campo de la diversidad, últimamente se le viene prestando especial atención a la integración de jóvenes en riesgo. Hellison, educador físico desde hace tiempo y defen­sor de la integración social y el desarrollo de habilidades de los jóvenes, ha creado este pro­grama de enseñanza de responsabilidad basado en la actividad física y nuestro proyecto se centrará en este tipo de modelo de enseñanza como anteriormente comentábamos. El modelo puede ser efectivo para mejorar el desarrollo psicológico y social de los adolescentes en riesgo, y que las clases tanto de educación física como el resto de áreas, pueden ser un marco apropiado para trabajar valores solidarios, de responsabilidad y autonomía con estos jóvenes. La formación de valores cobra una importancia capital en estos momentos, pues a escala mundial constituye una preocupación la pérdida de valores que se aprecia hoy en día en todas las naciones. Muchos investigadores coinciden en que es imprescindible atender a la formación y fortalecimiento de los valores morales en el hombre, y especialmente en las jóvenes generaciones.

Proponemos un trabajo interdisciplinar desde la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner:
1. Inteligencia lingüística: lenguaje hablado y escrito: leer, escribir, contar historias, resolver crucigramas; aprender idiomas y emplear el lenguaje en todas las áreas.
2. Inteligencia lógico-matemática: analizar problemas de una manera lógica, llevar a cabo operaciones matemáticas y realizar investigaciones de una manera científica.
3. Inteligencia musica: interpretar, componer y apreciar pautas musicales.
4. Inteligencia corporal – cinestésica: emplear el propio cuerpo para resolver problemas o crear, realizar deportes, manualidades…
5. Inteligencia espacial: operar en el espacio, siendo capaces de visualizarlo y representarlo gráficamente, haciendo dibujos, juegos constructivos…)
6. Inteligencia interpersonal: relacionarse eficazmente con los demás, se comunicarse bien, liderar grupos…
7. Inteligencia intrapersonal: comprenderse a uno mismo: capacidades, autoimagen y autoestima).
8. Inteligencia naturalista: comunicarse con la naturaleza, desarrollo de habilidades de observación y comprensión y la capacidad de adaptarse y conectarse al contexto ecológico en un sentido amplio).
9. Inteligencia existencial, sobre todo desde Música, Educación Física y Religión se llegará a la meditación personal. La capacidad para situarse a sí mismo con respecto al cosmos, a rasgos existenciales de la condición humana como el significado de la vida, el significado de la muerte, y el destino final del mundo físico y psicológico en profundas experiencias como el amor a otra persona o la inmersión en un trabajo de arte. La considera dentro de las inteligencias, puesto que no hace referencia a una última verdad como el ámbito espiritual, porque el lenguaje es el sistema de codificación, porque existe alguna base biológica de esta habilidad, y porque tiene un significado adaptativo para la existencia humana.