GEOLOGÍA DE ISLANDIA


Situada en el Atlántico norte, representa la parte emergida de la dorsal centroatlántica, donde confluyen las placas Euroasiática y Norteamericana, que se yerguen desde las profundidades marinas alcanzando altitudes de hasta 2000 metros.
Con frecuencia se le denomina como un país de hielo y fuego, por su elevada actividad volcánica y porque, dada su latitud, sobre ella se instalan notables casquetes glaciares.
Se localizan en la isla importantes fosas tectónicas (graben), depresiones entre bloques escalonados originados por fallas normales, que son el origen de los rifts.